Novedades: actualmente estoy impulsando el proyecto Argentina en Python, desde aquí (ver mapa)

Los argentinos son una plaga

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

La semana pasada, no recuerdo bien si el sábado o domingo, David me había dicho que había conocido unos Argentinos en la filmación de un video clip para una banda de música local (March Fourth), que filmaron en una cárcel de acá de Portland. Al día siguiente de ésto, yo me junté a malabarear con John y David nos había dicho que capaz que se unía e iba con los Argentinos éstos a malabarear... Nunca apareció.

Ese día, después de los malabares me fui a la reunión de "Grupo de Usuarios de Python en Portland" y atendí a algunas charlitas que dieron los muchachos. No fue fácil entender porque hablaban muy rápido y eran temas que no dominaba fácilmente. Así que fue difícil serguirles las charlas. Después de eso, bastante cansado, encaro viaje en bus para la casa de David y cuando llego me encuentro con dos personas "nuevas" sentadas en la mesa del comedor de la casa. Ellos eran Guillermo y Julieta, los famosos argentinos.

Charla que va, charla que viene, se hicieron como las 2 de la mañana y nosotros seguíamos ahí. La verdad que hacía mucho tiempo que no conversaba con alguien, que no participaba en una conversación fluída e interesante. En otras oportunidades había notado que capaz que pasaba un día entero sólo y que no hablaba con nadie más que para pedir algo para comer o algún que otro comentario. Fue realmente placentero tener una conversación larga y mucho más que interesante. Los chicos vienen viajando en auto desde Córdoba y van hasta Alaska. ¡Sí, si!, en auto. Un Renault 18 ("El mañoso") con toda la onda, cocina y cama. ¿Qué más querés?

La cuestión es que a David se le llenó la casa de malabaristas y, encima, Argentinos! Muy gracioso. David les ofreció hospedaje a ellos diciéndoles: "Tengo un Argentino malabarista en mi casa". Así que, desde ese día, hemos estado compartiendo las comidas, las charlas, el mate y muchos momentos lindos. Fue muy loco encontrarme con ésta gente en el viaje y muy notoria la diferencia cultural. Inmediatamente nos conocimos ya éramos amigos.

Me alegro mucho de haber encontrado ésta gente en el camino. Compartí muy lindos momentos desde que llegaron y además me dieron más ganas de salir a recorrer mi país cuando vuelva (concretar la idea original de viajar -antes de EEUU y todo ésto-). No sólo que se puede, sino que está mucho más cerca de lo que uno se imagina :)

[gallery type="rectangular" link="file" ids="2116,2117,2118"]


Salmon everywhere!

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Acá están fanatisados con el Salmón. Hay unos lugares cerca de acá dónde se puede ir a ver como los salmones vuelven al lugar que nacieron, río arriba. Aunque todavía no he ido, me lo anotado para hacer cuando vuelva de San Francisco porque me parece que no voy a poder ir antes de irme de acá.

El otro día encontré un Salmón en el medio de Downtown.

DSC_1111


Oregon Zoo

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

El Martes pasado fue uno de los "El primer Martes de cada mes", que es lo que dice el sitio web del Zoológico de Oregon sobre el precio especial. Sale $4 en vez de $12 que sale los otros días. Así que, como ya lo tenía agendado, encaré para allá a la mañana temprano porque me había dicho que era grande.

Ni bien llego (esta vez no conocí a nadie en el trayecto :( ), hago la cola para pagar la entrada y me dicen que si había ido en MAX tenía un descuento de $1.5 dólares. Jo! así que, entregué el pasaje (ya que había ido en MAX) y pagué solo $2.5 :)

DSC_1203

En términos generales, el zoológico no es algo que me guste mucho, me da un poco de cosa ver los animales en las jaulas esas y qué se yo. Lo que tiene de bueno es que vi animales que no sé de qué otra forma podría ver en mi vida. Pero después, no está bueno. O sí, no sé, el Zoológico como zoológico, si te gustan, estaba re copado. Era muy grande... grande. O sea, grande. Me tomó como 4hs recorrerlo entero y a lo último me tuve que apurar porque tenía una reunión en otro lado. Entonces bueno, sacando que a mi me dio cosita ver los animales ahí, está muy bien hecho y cuidado.

[gallery type="rectangular" link="file" ids="2071,2072,2073,2074,2075,2076,2077,2078,2079,2080,2081,2082,2083,2084,2085,2086,2087,2088,2089,2090,2091,2092,2093,2094"]


Walk There: Hollywood center

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

El lunes pasado me fui a caminar un poco y seguí uno más de los paths del libro que me compré. En ésta oportunidad un camino bien cortito en medio de la ciudad (aunque alejado de Downtown) dónde no estuve mucho tiempo porque bajé del colectivo en el que estaba yendo a otro lado para tomarme un rato y caminar por ahí.

Igualmente, encontré cosas locas como un lugar que es un "Bike Shop & Bar". Eso sería algo así como que mientras arreglás tu bicicleta con tus propias manos, o pagás a otro (como quieras), te podés tomar una birra. En frente de ese había uno llamado "I Love Retro" que tenía de lo que busques en cosas antiguas y no tantos. Yo vi una guitarra "Fender Squier" acústica con cuerdas de acero hermosa a $35 dólares. Todavía estoy pensado cómo hago para llevarla de vuelta en el avión para poder comprarla :)

[gallery type="rectangular" link="file" ids="2061,2062,2063,2064,2065,2066"]