Novedades: actualmente estoy impulsando el proyecto Argentina en Python, desde aquí (ver mapa)

Jardín Japonés

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

"¿Fuiste al jardín japonés?" - "¿Ya fuiste al jardín japonés?" - "¿Sabés a dónde podés ir? Al jardín japonés" - "Hay un lugar muy lindo para visitar: el jardín japonés" y muchas otras preguntas y afirmaciones del mismo estilo me hicieron sobre el jardín japonés. Yo había ido con Giulia al jardín chino (o algo así) uno de los primero días que estuve en Portland. Estaba buena la vegetación y las explicaciones de los distíntos tipos de flores y demás y al finalizar el recorrido podías entrar a una casita china en dónde te tomabas un té y transportabas a la mismísima China mientras escuchabas a un loco tocando un instrumento de una sola cuerda...

Bueh, con todo eso mente y luego de haberme cansado de escuchar las preguntas y las recomendaciones sobre el Jardín Japonés me mandé para allá. El lugar no es cerca: hay que tomarse un colectivo y después el Max. Es casi una hora de viaje aproximadamente. Igualmente, como ya había ido a caminar por ese lugar hace un tiempo, ya sabía el recorrido y pude disfrutar más del viaje que la primera vez. Entonces, cuando llegué al lugar ya estaba más canchero. Miré el mapa:

DSC_0218

"Bueno, yo estoy acá. Tendría que agarrar por acá y luego doblar a la derecha en ésta y bueh, seguro que está todo re bien señalizado como siempre. Así que voy a andar bien"

Llegué a la primera intersección con otra calle y ya no sabía qué corno hacer. Sacudí un poco la cabeza y para el lado que quedé mirando, arranqué. Cuando ya me estaba empezando a doler la espalda de acarrear la mochila con la cámara y los lentes que llevaba me empecé a preocupar. No había nadie a quién preguntarle en la calle esa y no había un puto cartel que diga ni siquiera: "Usted está perdido". Nada! Seguí caminado por la calle que doblaba, bajaba, subía y así y todo no se podía ver nada hacia adelante porque estaba completamente rodeada de árboles. En ese momento, un cartel de parada de colectivo hizo que se me dibuje una sonrisa en la cara porque, por más perdido que esté, un colectivo siempre te lleva a otro y a otro y a otro y luego a tu casa.

A lo lejos, veo una mina caminando en el mismo sentido que yo. Iba bastante rápido, así que apuré el paso hasta alcanzarla y le pregunto: "Do you know if this is the path to get the Japanesse Garden?", media asustada me contesta: "Ah, Eh, Mh, no know". Le hice un par de preguntas más a las que contestaba medio raro, con pocas palabras y con un acentro extraño para mi. Seguimos caminando juntos y mientras tanto yo trataba de hablarle ya que ninguno de los dos sabíamos dónde estábamos y que además ya estaba siendo bastante aburrido seguir caminando por ahí sin saber hacia dónde íbamos. Las respuestas seguían siendo raras y... el acento... también.

Pregunta que va, respuesta que viene, resulta que la flaca era Japonesa y que prácticamente no hablaba nada de Inglés. A la pronunciación le faltaban todos los alófonos (waw! qué importantes que son) -por ejemplo decía: "mitu"-, pero así y todo de alguna forma nos entendíamos y nos divertíamos. Mi inglés tampoco era de los mejores, pero creo que desarrollé una habilidad con las manos bastante buena en éstas semanas :D

Seguimos caminando hasta que finalmente encontramos el Jardín Japonés y: "Photo. Photo" se escuchó. "You. Me. There". Y acá está la foto:

IMG_5500

Ahí en la entrada nos separamos. Cada uno tomó su rumbo dentro del Jardín. Yo empecé escuchando a la guía pero flashió un montón con la historia y demás que era difícil de seguir y me pareció como que estábamos mucho tiempo parados escuchando sin realmente apreciar las plantas. Así que, saqué la cámara y pianté por mi cuenta:

[gallery type="rectangular" link="file" ids="2010,2009,2008,2006,2005,2004,2003,2002,2001,2000,1999,1998,1997,1996,1995"]

El Jardín Japonés, la verdad que está bueno. Me hizo acordar bastante al de Buenos Aires en algunas cosas, aunque éste es mucho más grande. Igualmente, muchas cosas no las terminé de entender. No había un lugar para transportarse a Japón como sí lo había en el Chino que había visitado unas semanas atrás. Eso no me gustó. No había forma de probar comidas o bebidas típicas de Japón. Flojo ahí. Fue como que le faltó algo ahí. Además, yo tenía otras espectativas también porque todo el mundo (conocidos y desconocidos con los que hablaba en la calle) me decía que tenía que ir y que blah y blah.

Cuando salgo del Jardín me la encuentro de nuevo a Chiemi (la mina Japonesa ésta) y seguimos hablando un poco más. Vemos que el colectivo pasaba dentro de 1 hora y decidimos volver caminando (ahora que conocíamos el camino). En la vuelta seguíamos hablando éste Inglés aborigen que los dos manejábamos muy bien. Cada pregunta y respuesta duraba como 10 minutos, era muy gracioso. Entre todo eso, la flaca, que tiene 56 pirulos y aparenta tener unos 40, me contó que está casada hace unos años con un loco de acá (Estados Unidos) que no habla Japonés y... "¿Cómo se entienden?"... "Más o menos. Como podemos". Chau, flashié


Relaciones

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Hoy por la mañana leí unos post de Javier Malonda que me traje impresos, entre ellos hay uno que habla de la persepción y en una parte dice:

Ahora, para cada uno de estos tres canales principales, los creadores de la PNL distinguieron entre los ámbitos internos y externos. Contamos con la capacidad de percibir información del exterior, y también contamos con la capacidad de percibir información interna.

Por ejemplo, puedes estar viendo este artículo, algo que está fuera de ti, y puedes crear internamente la imagen de una playa, con su arena y su mar. Tienes la capacidad de hacer imágenes en tu mente y también de percibirlas cuando lo haces. Distinguir entre lo que sucede dentro de ti y lo que sucede fuera de ti es una habilidad importante, y por eso la PNL hace esta distinción.

La verdad que el artículo no empezaba siendo tan interesante, pero esa parte atrapó mi atención. Igualmente, tampoco terminó siendo tan bueno. No sé, quizás le faltaba un poco más de profundidad en algunas cosas. Como que lo que parecía nuevo para mí o estaba interesante estaba hablado muy por arriba.

Pasé a otra cosa, mientras seguía tomando mates y me puse a ver como estaba el clima acá y buscar algunas reuniones a las que pudiera asistir hoy. No enconté muchas cosas interesante y finalmente terminé mandando a algunos mail a la gente que conocí acá para ver si se prendían para tomar la bebida típica Argentina. Como no recibí respuesta, preparé la mochila con el mate, la cámara de fotos y los libros de linguística ("Language Myths" y "The language instinct") que compré el otro día para Melina y me fui para el parque.

DSC_0577

Ayer (o antes de ayer, no recuerdo bien) había leído algunas páginas de "Language Myths" y me pareció que podía estar bueno. Mezcla un poco de humor con análisis serios y despierta un toque de curiosidad con sus mitos (por ejemplo: "Women talk too much") que lo hace aún más interesante. Sobre el otro libro no sabía mucho, solo había leido una sóla página en la librería para ver si lo comprar o no... Pero nada más. Además, tiene como 2 centímetros y medio de alto, así que no me llamó tanto la atención porque podría terminar de leerlo en 2070 si es que todavía vivo.

Llegó al parque (después de una odisea en busca de algo para comer -nunca recuerdo que éstos yankees no saben lo que es un kiosko-) y veo que están jugando un partido de baseball y que eran realmente unas pulgas los pibes. No sé, quizás 8 o 9 años, y me copé sacando unas cuantas fotos.

[gallery type="rectangular" link="file" ids="1981,1982,1983,1984,1985,1986,1987,1988,1989,1990"]

Después me puse a leer "The language instinct" para ver más o menos de qué se trataba y me terminé re copando al final. Fue loco porque el tipo empieza diciendo que "simplemente produciendo sonidos con nuestras bocas podemos meter ideas en la mente de otra persona". Eso me la voló un rato y me hizo seguir leyendo hasta terminar el primer capítulo...

DSC_0578

Después sigue diciendo cosas como que el lenguage es un instinto, de la misma forma que lo es el tejer telarañas para una araña o manejarse a través de los sonidos para los murciélagos y cosas por el estilo. Lo cita a Noam Chomsky en algunas parte y se basa en algunas cosas que este tipo dijo como así también lo contradice en algunas otras.

Interesante...

Estaría bueno poder leer más fluídamente y así tener una lectura un poco más placentera. Pero bueno, ya llegará ese momento... en algún momento. Lo loco de ésto es que hacía un par de horas había leído algo similar pero dicho por Malonda desde una perspectiva diferente: PNL (Programación Neuro Linguística). No sé en qué punto se relacionan, más allá de compartir una palabra :P


Las fotos del día

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

La cosa viene así. Hoy me junté a las 11:30am a malabarear con un loco de 72 pirulos. Genio total. El flaco tira más trucos que yo y la cabeza le funciona a mil. Hace unos ejercicios de tiempos mentales bastantes complejos.

Le metimos como 3 horas y después nos fuimos a comer comida típica de acá: Mexicana ;) . A eso de las 6:30pm nos juntamos de nuevo y le metimos duro y parejo hasta las 8pm y pico. En realidad, no tan parejo porque paré un momento cuando escuché: "Bbbbbmmmm" y empiezo a ver que un barco se manda por abajo de un puente...

DSC_0428

De ahí, cerca de las 9pm me fui a ver un show de Lasers con música de Pink Floyd al Planetarium de OMSI. Terrible locura.

[gallery type="rectangular" link="file" ids="1973,1978,1977,1976,1975,1974"]


2 millas más lejos

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Hoy se me termina el contrato de estadía en lo de Giulia y me voy a la casa de David (un flaco que conocí en la reunión de malabaristas en Reed Collegue la semana pasada) por un tiempo. Quizás las dos semanas que pienso quedarme en Portland antes de ir a LA, no sé bien todavía eso. Tengo que hablar un poco más con David, pero como adelanto me dijo que era muy probable que no haya problemas.

La verdad que armar el bolso y preparar las cosas que me tengo que llevar y demás, no fue nada fácil. Me han tratado tan bien y me siento tan cómodo en esta casa, pudiendo básicamente hacer lo que quiera (entrar y salir a cualquier hora, organizar mi día, almorzar y cenar) que no saber cómo serán estas cosas en la casa de David me tiene un poco intrigado, ansioso, preocupado... No sé.

La casa a la que voy es bastante cerca de acá, son aproximadamente 2 millas nomás. Eso tiene el lado positivo que ya sé qué colectivos, rutas y calles tengo que tomar para ir a los lugares que he frecuentado. Si bien he usado mucho Google Maps, siempre que conozco el camino ha sido mucho más fácil volver o ir.

"Así que, bueno". Ya veré como viene la mano. Igualmente el loco éste tiene toda la onda, así que no creo que haya ningún problema.

Gracias nuevamente a Giulia y a su familia por el lugar que me han prestado, la buena onda, la comida, la hospitalidad y todos los momentos que he vivido con ellos o sin ellos (pero gracias a ellos) acá.