Novedades: actualmente estoy impulsando el proyecto Argentina en Python, desde aquí (ver mapa)

Monociclo

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Una nueva adquisición: ¡me compré un monociclo!

image0

¡Qué divertido que es! El Sábado a la tarde fuimos con Gusty a un parque en Rosario y salió esto... (no cazábamos una, aunque el loco le encontró la vuelta en un rato)

image1

Hoy me fui a la plaza con Nico después de votar y... yo le encontré un poco la vuelta también:

... bastante bien para ser el segundo día...


Bariloche, Día 5 y 6

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

DIA 5

Después de terminar de escribir el post anterior, me tiré a descansar un rato porque estaba muerto. Aunque estuve un buen rato acostado no pude dormir mucho porque en la habitación somos 5 y entre ellos hay 2 coordinadores, entonces el teléfono y la puerta suena a cada rato preguntando un sinfín de pelotudeces y se complica dormir.

Llegada la hora de la comida, bajamos a comer y, como siempre, la comida es un lujo. Muy rica y abundante. Además, podés repetir lo que se te ocurra. Siempre hay un plato de entrada, un principal y postre. A esto se le puede sumar cualquier tipo de ensalada del Salad Bar que está ubicado en el medio del comedor.

Ya con la panza llena, me volví a acostar y esta vez me parece que al menos pude cerrar un par de veces los ojos. No recuerdo, están pasando tantas cosas juntas que es difícil saber qué hice cada día y cuál fue el orden de las cosas. Si bien me acuerdo de cada una de las excursiones y demás, se me complica ordenarlo en una línea de tiempo. Estamos todo el día al palo. El ritmo es jodido!

Esa noche a By Pass fuimos caminando porque quedaba a la vuelta del hotel. Tuve un poquito de frío ya que sólo fui con un pulover. Pero nada de qué preocuparse, o al menos eso pensé. Este boliche me gustó mucho, me gustó la música y la onda del lugar. Tenía la cantidad de gente justa para el volumen del lugar y nos atendieron muy bien. Tomamos Champagne toda la noche y a mitad de la misma nos trajeron unas casuelitas muy ricas. Lo malo de este lugar es que no nos dejaban salir del VIP con un trago. Por lo que teníamos que tomarlos dentro.

Ya con un par de champagnes encima, después del show de laser y estar un poco entonado, me fui a bailar con los chicos haciendo mis característicos pasos (los que claramente nadie puede seguir) y como me dieron ganas de tomar algo ahí empecé a repartir plata para algunos de los guachos así compraban algo para tomar y compartíamos. Cuando me di cuenta ya había dado algo así como $200 y en un ratito insignificante. Pero claro, cada trago sale como $60 o $70. Una locura!

Esa noche me quedé hasta lo último, hasta que sólo eramos unos pocos. Cuando me dí cuenta que estaba muerto y ya no daba para más el lugar, empecé a buscar chicos para volverme con ellos y al final terminé volviéndome con Salvador y la hija de él (Josefina). Llegué al hotel y caí prácticamente desmayado en la cama. Destruído.

Nos levantamos relativamente temprano para ir a la excursión de Piedras Blancas que es como una pista de ski pero para tirarse con una especie de trineo. Digamos, relativamente temprano quiere decir que nuncaes suficiente lo que dormís, por más que duermas 8hs. El cuerpo está exhausto, se nota y te lo hace notar.

image0

Partimos hacia el destino en unas 4x4 Land Rober que estaban buenas, pero éramos 10 adentro de estas e íbamos bastante apretados. Llegamos al lugar y... Lo mismo de siempre: esperamos como 30 minutos a que empiece la excursión. Eso es algo de lo que nos estamos quejando por cada una de las excursiones que hacemos. Siempre hay que esperar para cualquier cosa y bastante. Primero son 30 minutos para empezar, luego 15 o 20 para volver a tirarse por la pista y luego unos 30 otra vez para organizar el grupo para volver. Una cagada eso.

Esta excursión dicen que es la mejor de Bariloche y a todos les gusta. Sinceramente estuvo muy buena, me hubiera tirado 40 veces más con el trineo ese. Muy divertido aunque un poco peligroso. Tuvimos algunos problemas. A mí me chocaron de atrás y se me hinchó bastante la columna, a otra chica le pegaron muy fuerte en el brazo y otra chica salió despedida de la pista y terminé rodando por la montaña. Algunos chicos se quejaron de eso. Creo que se podría solucionar poniendo algunas redes más en las curvas (hay algunas, pero no son suficientes) y listo.

image1

Terminada esa excursión, volvimos al hotel (por supuesto, después de esperar unos cuantos minutos para subir a la camioneta) y almorzamos. Pasado un rato, el cual yo aproveché para tirarme un rato en la cama, partimos de nuevo hacia otra excursión también relacionada con una especie de trineos pero sobre un tobogán de cemento dónde yo no tuve una buena experiencia.

La cosa era así, primero subías el cerro en aerosilla con una especie de trineo que tenía una palanca que decía GO hacia adelante y STOP hacia atrásy dónde entrabas entero en el trineo. Con las patas y todo el cuerpo arriba de este. Una vez arriba, te daban este trineo, lo ponías sobre el tobogán y luego te subías. Hasta que no hacías la palanca para adelante el trineo no se movía. Así que bueno, puse el trineo y me subí. Hice la palanca hacia adelante y se empezó a mover, pero muy despacito. Entonces el guía que estaba ahí me dió un empujón, hice más para adelante la palanca y empezó a agarrar velociada... Uno 10 metros más adelante, me dí vuelta. Me hice mierda. El trineo se había empezado a subir a una de las caras del tobogán y cuando quise acomodarme, perdí el equilibrio y me fui de boca al piso. Justo, justo, ese día había llevado mi campera en vez de la que Travel Rock! nos había dado y se me rompió un poco. También el bolsistuc se rompió un poco y yo me raspé bastante :( . Supuestamente no hay forma de que eso pase, pero yo... Todo lo puedo!

Una vez que llegamos abajo, volvimos a subir en la aerosilla, pero esta vez al segundo nivel. Dónde hay un mirador con una vista hermosa y en dónde tomamos una chocolatada con churros. Muy rico, por cierto.

image2

Nos sacamos un par de fotos con todo el grupo y yo conté mi penosa experiencia para todos y cada uno de los chicos sobre cómo me dí vuelta en el tobogán. Todos, absolutamente todos, se me cagaron de risa y me gastaron durante un tiempo prolongado. Y sí, no podés boludo!

Bajamos caminando al primer nivel por dentro de una especie de bosque y nos volvimos a tirar con los trineos por el tobogán. Esta vez, que ya estaba mucho más cagado que la anterior, bajé todo el tobogán frenando como un maricón. Resultó ser bastante aburrido así. Pero bueno, no daba para darse vuelta de nuevo. Intenté meterle velocidad, pero me empezaba a pasar lo mismo, se me subía al borde del tobogán y me daba mucho cagaso, así que frenaba todo el tiempo.

image3

Terminada esa excursión, emprendimos la vuelta al hotel. Yo me vine caminando con un grupito de chicos y con Salvador. De camino al hotel pasamos por enfrente de Fenoglio y decidimos hacer la previa en la habitación con unos chocolates de Fenoglio y probar los licores que había comprado en Circuito Chico. Compramos $20 de chocolates e hicimos una reuniónen la habitación. Muy ricos los chocolates y muy ricos los licores.

Después de eso, me acosté un rato para descansar y nos la pasamos hablando con los coordinadores y los otros acompañantes en la habitación. Nos cagamos de la risa un buen rato y después nos levantamos a comer. Luego de la comida, me acosté de nuevo. Jaja, estaba (y estoy) hecho moco. Descansé un rato más y encaré para el boliche: Genux. Ya se me habían ido todos los colectivos, así que me tuve que ir en remís hasta allá. Son 4 cuadras nomás, pero no da para caminarlas con el frío que hace y sin abrigo.

Salvador se quedó en la pieza porque la hija al final se volvió del boliche porque no se sentía bien y él quería hacerle compañía, ver como estaba y charlar un poco con ella.

DIA 6

Anoche no me quería volver muy tarde de Genux porque sabía que hoy nos teníamos que levantar temprano y que iba a ser un día largo. Pero como dije antes, no quiero dejar de conocer los boliches. Aunque esté cansado quiero ir igual aunque sea a conocer y a ver si le puedo sacar unos tragos a los pibes, estar un rato con ellos y listo. No mucho más que eso. Si pinta para más, mejor. Pero sino, todo bien.

Ni bien llegué al boliche, localicé a los chicos, el guardaropa y el VIP. Me pedí un Piel de Iguana y me puse a hablar al pedo con Román. En este boliche tampoco estaba La Colo (quién nos facilita los tragos gratis) pero por suerte había hablado con los de la barra para que saquemos todo lo que queramos. En seguida de haberme pedido el trago, comenzaron los espectáculos del boliche. Primero un hombre colgado (con un arnés) con un traje disco lleno de espejos bailando arriba de toda la gente. Después dos flacos bailando adentro de unas esferas transparentes, otros dos bailando adentro de unos cilindros de tela y por último otros dos flacos con luces blancas del estilo reflectores en las manos y los pies. Todas estuvieron muy locas y me impactaron un poco. Muy buenas.

Una cosa buena de Genux es que pude salir varias veces con los tragos que pedí y así poder compartirlo con los chicos. Me gustó mucho también la música que pasaron en este boliche, mucho rock nacional y temas que normalmente bailaba en mi época (si es que puedo decir eso). Muy divertido, hasta que me dí cuenta que estaba gritando mucho y que la garganta me estaba por explotar. Me empezó a doler mucho y ya me estaba costando hablar. Entonces, decidí volverme al hotel y descansar.

Me volví sólo al hotel. Y sí, era re temprano, ¿quién se iba a querer volver a esa hora?. Al llegar, me encuentro con Salvador que estaba mirando tele (era la primera vez en 6 días que se prendía el tele) y esperando a que lleguen los chicos porque él estaba preocupado por su hija y por los demás. Yo le dije: "Es al pedo, te vas a hacer la cabeza toda la noche, no vas a poder dormir y al final nadie te va a avisar nada y va a ser peor" Dicho y hecho. Yo me acosté y al toque quedé mosca.

Hoy me despierto con un dolor de garganta de la puta madre. Me dolía hablar pero no me dolía al tragar, así que se me hacía que no era angina. Me tomé la temperatura y me dio 37.1,así que no estaba con fiebre, pero sentía que sí. Tomé mucha agua y decidí que no iba a ir a Fourtrax porque no estaba muy bien. Me sentía cansado, con el cuerpo todo dolorido como cuando tenés gripe. Hice tiempo durmiendo hasta las 10am que es cuando abre el médio.

Ya para esa hora, estaba realmente hecho mierda, sentía que tenía 200 de fiebre y la garganta no me servía para nada. Llego al médico, me mira y me dice que no tengo placas en la garganta pero que sí la veía muy mal. Me dijo que tenia fiebre (38,5) y que me iba a poner un inyectable si es que me la bancaba. Le contesté que la última vez que me inyectaron algo fue hace por lo menos 17 años y que no sabía si me la iba a bancar, pero que suponía que sí. Que hagamos la prueba.

La loca me dijo: "Esto te va a doler porque tiene .... "(algo que no recuerdo). Dos cosas tenía, una para la garganta y otra para la fiebre. Y la loca no se equivocó. El pinchazo no dolió para nada, pero cuando se empezó a mover el líquido se empezó a notar. Empecé a transpirar y a sentirme con un poco de nauseas. Pedí un balde y me dio un tacho de basura el cual un rato más tarde se lo estaba vomitando todo con un jugo color verde. Supongo que del piel de iguana que había tomado la noche anterior. Me dijo que haga reposo y que no haga ninguna actividad en el día de hoy.

Salí del consultorio y me fui a acostar nuevamente hasta la hora de comer. Me levanté mucho mejor,aunque todo totalmente transpirado porque la inyección hizo que me baje la fiebre. Bajé, comí y volví a acostarme. Hablé un rato con los chicos, me dijeron que Fourtrax fue una cagada, que como siempre tuvieron que esperar mucho y que además los cuatris era una porquería. En fin, me volví a acostar y ellos se fueron a la excursión Canopi que es una travesía en 4x4 en el medio de la montaña al lado de un precipicio. Me quedé con las ganas de ir.

Me desperté porque la chica que limpia la habitación necesitaba entrar para limpiar. Bajé mientras ellas limpiaba la pieza y me puse a tomar unos mates, cargar el celular, el mp3, bajar las fotos y escribir este post. Acá estoy, me siento mucho pero mucho mejor aunque me duele un poco la garganta todavía cuando hablo. No sé si voy a poder ir a boliche hoy. Espero que sí.

No estoy seguro qué boliche nos toca hoy, pero sí sé que es una fiesta de Argentina. Yo no tengo nada para ponerme de eso. Siempre fui vestido igual a todos los boliches :P . En resumen: un embole el día de hoy para mí.


Bariloche, Día 3 y 4

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

DIA 3

Como ayer no escribí el post del día, ya se me empezaron a mezclar las cosas y la cabeza ya no funciona de la misma forma que el primer día que llegué. Así que probablemente en el siguiente relato le pifie con algunas cosas.

Después de terminar de escribir el post anterior e ir a comer, nos fuimos a Rocket. Una discoteca que en pocas palabras me gustó mucho. Además que nos atendieron como unos reyes dándo champagne Norton toda la noche (nos tomamos varias botellas) nos sirvieron una mesa dulce donde había chocolates, tortas, pan dulce, bocaditos de fruta, masas y de más.

image0

image1

Así que le dimos bastante al chupi y a la comida. Además, el VIP tenía una vista increíble hacia la pista y hacia una especie de tribuna de cancha que tiene el boliche. Me gustó eso porque tenías un panorama completo del boliche. Además, la música en general del boliche estaba buena y la del VIP también. Otra cosa que estuvo bueno es que iban intercalando la música del VIP con la del boliche, entonces por ahí en el VIP escuchabas una música propia del VIP y en otro momento escuchabas la música posta del boliche.

Estuvimos bastante esta noche en el VIP porque la estábamos pasando bien y había buena onda, bailamos bastante y nos cagamos de la risa. Después nos fuimos a bailar un rato con los chicos, dónde me saqué un poco y agité bastante. Se estaba notando el champagne que tenía encima.

image2

Cuando ya empecé a sentirme cansado, agotado y medio en pedo, decidí volver para el hotel. Encima, al otro día nos teníamos que levantar bien temprano porque nos íbamos al Cerro Catedral a la mañana para poder esquiar. Entonces, no era buen negocio llegar hecho mierda y estar mal durante todo el día de Sky.

Al despertarme, me dí cuenta que estaba reventado pero que si le ponía un poco de onda al levantarme todo iba a estar bien. Hice un esfuerzo y al rato estaba arriba. Bajé a desayunar, comí mucho y pasado un rato partimos para el cerro. Esta vez no tuvimos que esperar nada en comenzar la excuersión, por suerte llegamos y empezamos a caminar hacia nuestro destino para buscar los cascos y subir por la aerosilla para comenzar con la clase de sky.

image3

Llegamos arriba, esperamos un rato en la puerta de una cabaña. Dejamos la mochila en el guarda ropa (por $10 - toooodo te cobran y te cagan encima, los chicos están re podridos de que le ofrezcan todo el tiempo comprar cosas y que les digan: "chicos lleven abrigo" y después los empernen con el guarda ropas) y nos fuimos a buscar los sky y las botas para los mismos. Esperamos un rato más y nos fuimos a la clase de sky. Sinceramente, no parecía muy difícil y se me hizo bastante parecido a andar en skate aunque es un poco complicado frenar rápido. Digamos, aprendí a frenar de a poquito, ir disminuyendo la velocidad, pero no de golpe. Si veo que me voy a chocar contra algo me tendría que tirar al piso, ya que frenar de golpe no pude. Por suerte implementé eso y no me pasó nada.

SI bien esquiar estaba re bueno, la pista que no era una pista, era una cagada y muy chiquita. Éramos la rededor de 100 pibes en una sola pista que tenía de largo unos 50 metros. Sinceramente, me hinché las bolas, me pegó el viejaso y sólo me tiré dos veces. Está bien, los pibes también se mandaban cualquiera, se caían y otro lo pasaba por encima, se colaban, se empujaban, te chocaban mientras ibas subiendo: una verga fue eso.

Terminamos de esquiar y empezaros las fotos panorámicas (que a algunos ya se las habían ofrecido en el colectivo de ida y la habían comprado). Terminamos eso y emprendimos la vuelta hacia abajo para poder almorzar y luego volver al hotel.

image4

Ni bien llegamos, devolvimos los cascos y nos fuimos a comer a SkiRanch: una reverenda cagada. Fue pésima la atención, demoraron al rededor de 30 hora en servirnos la comida y además a algunos les dieron una milanesa cruda y otras que eran in-cortables de la cantidad de nervios que tenían. No había hielo y tampoco nos trajeron aderezos ni sal. Bah, el aderezo demoró en llegar lo mismo que yo demoré en comer la milanesa :P

Nuevamente emprendimos la vuelta y llegamos volando al hotel. Ya nos habían dicho que ese día íbamos a ir a Puerto Rock dónde iba a tocar una banda sorpresa y además iba a haber un show de un tipo con un saxo. Yo me prendí en esa, los otros dos no: Román y Salvador. Cuando llegamos, los empernaron otra vez con el tema del guarda ropa y con la bebida. Extremadamente caro todo.

El animados hizo lo suyo con el saxo y metió algunos temas rockeros como para hacer pogo, dónde me prendí y mucho. Salté con todos los pibes, los empuje hasta que me digan basta, le pegué un codazo a una acompañante de otro grupo y todo. Alto descontrol se armó. Estuvo bueno. Cuando este tipo terminó de hacer su gracia aparecieron Los Calzonesy todos estábamos exaltados. Eeeaapepe... Lástima que tocaron dos temas y se terminó. Unos cara duras. Todos nos fuimos re calientes.

Y bueno... Llegamos al hotel y... Pi pi piiiiii....

DIA 4

Anoche después de comer me quedé completamente dormido. Estaba (y lo sigo) reventado. El día de Sky y andar todo el tiempo de acá para allá se está empezando a notar y mi cuerpo me lo dice a gritos ahora.

La idea que estoy siguiendo es hacer todo. Poder ir a todos los boliches y acompañarlos lo más que pueda pero sin exigirme mucho. Por ejemplo, en los boliches cuando me empiezo a sentir cansado aguanto un rato más y me voy. No me quedo hasta el final, sobre todo porque tampoco es tan divertido para mí siendo que no estoy con mis amigos y además no soy muy bolichero.

Entonces, con esa idea en la cabeza, anoche me desperté todavía cansado, me pegué un baño y nos fuimos a Grisú. Ah, además también me gustaría conocer todos los boliches ya que no los conozco (yo no vine de viaje de egresados :) ). Como todos los días, nos subimos al colectivo que nos lleva y entramos por la puerta grande diciendo: "Somos acompañantes". Una vez adentro dí un par de vueltas para conocer el boliche y me pareció demasiado raro. Digamos, está re bueno porque es como un laberinto y tiene 6 pisos o entre-pisos. Es muy grande, fácil de perderse y tiene el techo demasiado bajo para mí. En la mayoría de los lugares dónde levantaba las manos, haciendo algunos de mis pasos característicos, me chocaba el techo y además me sentía demasiado encerrado ahí. Eso no me gustó nada.

Otra cosa que me parece que no está tan bueno es que tienen la misma música en todas las pistas del boliche, osea, todos los pisos la misma música. Además, el VIP está en el último piso hacia abajo y totalmente aislado de los chicos, por lo que no se puede ver nada de lo que están haciendo. Este es el único lugar del boliche que tiene otra música diferente al resto de todas las otras pistas.

image5

Nosotros estuvimos bailando un rato en el VIP con los chicos y tomandos unos daikiris deliciosos, con frutas de verdad y muy bien preparados. Entre trago y trago nos bailamos algunos temas viejos y yo me fui a dar una vuelta para bailar con los chicos. A la vuelta al VIP me encuentro con que todos estaban re enfiestados bailando a full los viejos. Me hicieron reír. Igualmente, me estoy divirtiendo mucho con Salvador y Román en los boliches. Ambos parecen unos pibes de no más de 30. Toda la onda los vagos.

Entre tema y tema, ya cuando la gente estaba descontrolada y se empezaba a notar que estaban cansados y transmirados... Cayó la pizza! Deliciosa. Me comí como 5 o 6 porciones y me tomé 2 fernets para acompañarla. Luego de eso con la panza llena, nos fuimos a bailar un rato con los chicos y a "caretearla" a la pista :P

image6

Estuvimos bailando un rato ahí, cada uno su propio tema e incluso descoordinando consigo mismo, nos reimos un rato, nos sacamos un par de fotos y me pintó irme. Saludé y a las 4 am ya estaba de vuelta en la habitación sentado en el inodoro. Cuando salí del baño, me senté en la cama y repentinamente siento una voz que me dice: "¿vamos a hacer la 5ta comida?" Wow! me había quedado reeee dormido. Así que, me levanté y nos fuimos con Salvador a la quinta comida. Volvimos y me quedé mosca enseguida.

Hoy me levanté bastante tarde, tratando de recuperarme aunque creo que fue en vano. Sigo cansado, siento que el los días en el cerro Catedral se hacen notar y la cara un poco quemada. En este momento puntualmente siento como si hubiera hecho ejercicio físico porque siento los músculos cansados. Además, no sé porqué, me levanté con un dolor en el tobillo bastante molesto, que no me dejaba caminar correctamente. Pero no lo tenía hinchado ni nada. Por las dudas, y como está 12hs laburando acá, fui al médico y me dijo eso mismo. Que no está hinchado ni caliente. No lo notaba mal. Igualmente me dio para que me tome un "diclofenax" o algo así. Parece que me hizo bien, porque se me pasó al rato.

11:15hs comimos. Sí, 11:15hs. Mucha comida, muy rápido y en lapsos de tiempos muy cortos. Si no engordo me voy a tener que hacer ver. Algo debe estar funcionando mal en mi cuerpo. Después de comer nos fuimos a hacer la excursión llamada Circuito Chico donde nos subimos todos a un colectivo y pasamos por la puerta del hotel Llao Llao dónde sacamos algunas fotos y estuvimos a orillas del río o lago, no me acuerdo que era eso. La siguiente parada fue en un arroyo que hay al costado del camino (diría Fito), dónde algunos tomaron el agua de deshielo que pasa por ahí y sacamos unas cuantas fotos. También nos dieron un vaso de chocolatada y un churro. Hubo muchos chicos que se aburrieron bastante acá porque estamos mucho tiempo sin hacer nada. Osea, las excursiones están re buenas, pero no hay guía turístico, no se les explica nada a los chicos y la verdad que son bastante aburridas. Cada uno hace la suya cuando llegamos a los diferentes lugares en vez de comportarnos como grupo y tener una charla sobre el lugar que estamos visitando. En el Llao Llao no nos explicaron nada, y parece ser un hotel que tiene mucha historia por lo que estuve hablando con Salvador. Ni siquiera entramos al hotel: la foto fue desde la ruta... ¡Una cagada!

image7

image8

image9

El siguiente lugar en el que paramos era el punto panorámico. Dónde se podía apreciar una naturaleza hermosa. Saqué muchas fotos y me comí un choripán con salsa picante :D . Nos volvimos a subir al micro y partimos para la fábrica de chocolates El Reino del Chocolate, dónde tuvimos que esperar bastante hasta poder entrar porque había otros grupos antes que nosotros. Nos hicieron esperar en la esquina sin hacer nada durante unos 30 minutos aproximadamente. Otra vez lo mismo, esperar y aburrirse. En ese tiempo yo entré al lugar porque quería ir al baño y vi que a los chicos les estaban dando una charla para venderle chocolates y que ni siquiera estaban fabricando chocolate en ese momento. Me pareció que era una cagada eso también. Salí, se lo comenté a Salvador y decidimos volver al hotel porque no daba para quedarse ahí. Así que nos volvimos caminando unas 4 cuadras y... Acá estoy escribiendo esto.

image10

Esta noche nos toca By Pass, vamos a ver que tal está. Me comentaron que nos reciben con una mesa salada repleta de fiambres :)


Bariloche, Día 2

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Anoche, luego de cortar repentinamente el post me fui para la pieza, me cambié, comí y nos fuimos para el boliche: Cerebro. Dónde supuestamente nosotros íbamos a ir al VIP y en él podríamos tomar todo lo que quisiéramos. Lamentablemente fue un garrón eso y sólo nos dieron un fernet trago largo gratis. Su costo al público: $40 JO!

Estuvimos charlando con Salvador y Román bastante, nos metimos a saltar un rato con los pibes y bailamos un rato. El tema es que a mí mucho no me gusta ir a boliche, ni siquiera en Paraná. Yo no salgo mucho y acá encima estaba sin mis amigos y para colmo no tenía nada para tomar. Así que, sobrio, sin nadie conocido, música que no conozco y... aburrido. Esa es la verdad.

Después, vino la tan esperada: lacolo y nos facilitó un par de tragos gratis más. Pero a lo sumo, dos fernet más para cada uno. Un garrón. Me molestó bastante eso, que no cumplan su promesa. Aguanté un rato, traté de ponerle onda y cuando ya me estaban empezando a dar ganas de irme (tener en cuenta que a las 11:30hs ya estábamos en el boliche) apareció un robot. Sí, un tipo disfrazado y con una especie de zancos con luces de colores por todos lados, re looo. Además, un par de pistolas de laser y una de oxígeno líquido. Fue bastante un flash el show del loco este. Estuvo bueno.

Hoy me levanté como a las 10hs aproximadamente y me fui a desayunar. Bastante cansado me desperté y con un dolor de garganta bastante rompe bolas por haber estado hablando muy fuerte toda la noche con Salvador. Estuvo bueno eso la verdad, salieron algunas charlas interesantes. El loco es un viejo cincuentón con toda la onda.

Después de almorzar nos fuimos al Cerro Catedral, pero antes de eso estuvimos esperando bastante en el hotel hasta que llegue el micro y una vez que llegó hasta que lo completen. Yo fui parte "del remanente", ya que a veces dividen el grupo para que vayan todos sentados en los colectivos. Dormí casi todo el viaje.

image0

image1

image2

image3

image4

image5

Cuando llegamos, también tuvimos que esperar al resto de los otros grupos. Fue un embole eso, perdimos mucho tiempo y estábamos con unas botas que eran realmente insoportables para estar tanto tiempo parados. Jugamos bastante con la nieve (algunos se zarparon) y después fuimos a ver una cascada que andaba por ahí. Los pibes hicieron algunos juegos como para apoyarse un rato los unos y los otros y después nos volvimos.

Al llegar al hotel, nos cambiamos y merendamos. De ahí nos fuimos al Show del Paisa. Un humorista que le puso bastante onda al mini boliche en dónde actuó y habló de boludeces de pendejos pero bastante chistosas. Estuvo bueno.

Ahora estoy en el hotel, tirado en un sillón con las patas arriba de una mesa ratona y escuchando Catupecu Machu con los auriculares locos esos que me he comprado hace un tiempo atrás esperando que sea la hora de cenar (en 15 minutos... Sí, me están matando con la comida, como cada 4hs. Igual está buenísimo, me encanta comer).