Novedades: actualmente estoy impulsando el proyecto Argentina en Python, desde aquí (ver mapa)

Software Libre en la Universidad

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Acabo de encontrar un escrito que data del año 2008 y que por alguna razón nunca publiqué (quizás sea porque no está terminado). Recuerdo que por esa época me estaba mandando unos mails con Richard Stallman, pidiéndole algunas opiniones sobre cómo actuar en mi Universidad. También la gente de Fundación Vía Libre me dio una mano en todo ésto.

Acá va el escrito...

Software Libre en la Universidad

Comienzos en el Software Libre

Desde el comienzo de mis estudios en la Universidad, cuando no conocía el Sofware Libre, he utilizado todo el software que me brindaban los profesores sin ningún tipo de objeción al respecto. A medida que el tiempo fue pasando, apareció GNU/Linux en mi vida y las cosas

comenzaron a cambiar lentamente. Hace aproximadamente cuatro años mis amigos me mostraron que existía otro sistema llamado GNU/Linux y que era mejor que Windows. Yo estaba totalmente desconcertado y lo negaba totalmente. Me convencieron de instalar GNU/Linux en mi computadora como para que vaya

migrando lentamente y dejando de lado el otro sistema. Admito que no fue una tarea fácil de llevar a cabo, ya que estaba muy acostumbrado a como se hacían las cosas en mi viejo sistema. Aunque el mayor provecho que le saqué a GNU/Linux fue cuando quité totalmente Windows de mi PC, buscando la forma de realizar todo lo que necesitaba en este y sorprendiéndome de que las cosas que eran tediosas en Windows en GNU/Linux las desarrollaba casi de manera trivial con un programa de linea de comandos.

Acercamiento a la filosofía del proyecto

Aunque hace algunos años que conozco GNU/Linux nunca indagué en su filosofía, quizás por desconocer que había todo un mundo detrás de esto o debido a un desinterés personal quizás, no lo sé. Si bien me hacía preguntas como `¿Qué es el software libre?`, `¿Libre es gratis?`, `¿Qué beneficios tiene que la gente publique sus programas de esta forma?`, etc. Creo que son las preguntas que se hace cualquiera persona que conoce recientemente GNU/Linux y quizás muchas veces no pueden ser respondidas de forma adecuada, como fue mi caso.

Varios años después de estar utilizando GNU/Linux y participando de diferentes jornadas de software libre en distintos puntos de mi país, generalmente asistiendo a charlas técnicas (lenguajes de programación, servidores web, control de versiones, etc) y esporadicamente a charlas sociales --recuerdo muy pocas. Hace algunos meses atrás asistí a una en particular llamada `Patentes de Software: tu código es mío` de Federico Heinz, que me hizo cambiar la forma de ver las cosas con respecto al software libre y entender porqué es bueno que se utilize. Además de investigar y leer mucho con resepcto a esta filosofía y consultar distintas opiniones a mis amigos.

Luego de comprender en profundidad estos conceptos, escuchar ditintas opiniones y formar una personal sobre determinadas ideas, comencé a respetarlas firmemente en cuanto me fue posible. Muchas veces teniendo que limitarme a no utilizar distintos programas que son privativos o que tienen licencias con las que no estoy de acuerdo. Esto me ha traído algunos problemas de distintos grados en los cuales estoy trabajando para tratar de cambiar. Comenzando desde los archivos adjuntos en un mail con formato `rar`, lo cual muchas veces se soluciona pidiéndole a la persona que me reenvíe su mail en algún formato de compresión libre como por ejemplo `tar` hasta algún software privativo que no tiene equivalente.

Obligado a utilizar software privativo

Desde que empecé a respetar mi conciencia en cuanto a la utilización de software libre, me he puesto a observar en mi círculo social cuanta gente utiliza software libre y porqué lo hacen. Si están de acuerdo con su filosofía o simplemente porque consideran que es un mejor sistema.

Me puse a pensar que en la Universidad nunca había escuchado hablar de software libre por parte de los profesores, ni siquiera dando una alternativa libre a algún programa que utilizábamos para desarrollar alguna actividad. La mayoría corrían sobre Windows y eran privativos. Asique me propuse intentar cambiar en algún punto esto cuando se me presente la oportunidad de hacerlo.

Un tiempo después me encuentro cursando la materia `Gestión de datos` en la que se da ANSI SQL y los profesores de la cátedra lo explican sobre *Oracle*. Pasa un tiempo del cursado y nos informan que había que desarrollar una base de datos como trabajo práctico y su implementación debía ser en *Microsoft Access*, lo cual me sorprendió ya que cualquier base de datos soporta el estándar ANSI SQL. En esa primera instancia y frente a toda la clase pregunté si había alguna posibilidad de realizar el trabajo sobre una base de datos que fuese libre...


Historia colectiva

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Corría el año... pasado, cuando un joven paranaense ya harto por la situación que atravesaba decide dar un giro completo y se propone revertirla. Pero para eso, un arduo y millonario trabajo le esperaba...

Complicado de horarios, agotado de las esperas diarias, los días de lluvia y las llegadas tardes a todos lados, se pregunta: "¿Qué puedo hacer yo para que esto cambie?". Pero claro, él no era un tipo irresponsable, ni vago, ni impuntual... Entonces, la pregunta era difícil de contestar ya que parecía que la solución no dependía de él. Siguió pensando unos minutos más. Pasaron algunas horas y decidió abandonar la búsqueda de la solución al menos por unos días. "Ya se me va a ocurrir algo", pensó.

Los días pasaban, las llegadas tardes era cada vez más frecuentes y el tiempo muerto era cada vez más agotador. Así, en esos tiempos muertos, aprovechaba para pensar en cómo cambiar la situación que atravesaba. Miraba dónde se encontraba y bajo qué condiciones estaba día tras día. Al tiempo, después de unos cuántos "muertos" más, se terminó de convencer que él no era el problema, que no era que tenía que salir más temprano aún de su casa para llegar a horario. De hecho, ya estaba saliendo al rededor de 45 minutos antes, pero sin embargo llegaba tarde igual. Hasta que un día dijo decidido: "¡Colectivos! Si tan solo pudiera..."

"Claro, ahí está... ¿Pudiera qué?" Todos esos pensamientos se hicieron humo rápidamente, pero el tema seguí dando vueltas en su cabeza. Muchas cosas merodeaban por ahí: "caminar, bicicleta, remís, auto...", pero claro, cualquiera de éstas soluciones eran demasiado individualista y además no arreglaba el problema de fondo, que claramente, eran los colectivos. Su pésima frecuencia y malísima administración y desorganización. "¿Y yo? ¿Qué puedo hacer con eso? ¿De qué forma puedo ayudar a que eso cambie? ¿Qué tengo yo que otros no tienen?"... Centenares de preguntas sin respuestas brotaban casi naturalmente. Muchas lo dejaban desorientado, muchas otras tenían respuestas que eran imposibles llevar a cabo. Pero hubo una, una respuesta que sonaba a delirio, pero que fusionaba muchas características propias de él: "Mmm... Los colectivos en esta ciudad tienen un Sistema de GPS, el cuál fue justamente instalado para controlar los recorridos y las frecuencias de los mismos. Entonces, ¿porqué no hacer un sitio web en dónde pueda ver todos y cada uno de los colectivos que están dando vueltas en la calle? Así, saber por dónde van, cuánto falta para que pase por la parada en la que lo quiero tomar, saber si está en un embotellamiento, ver los recorridos, poder hacer combinaciones casi naturalmente y también, y también, y también..." Él lo sabía, sonaba a delirio, pero... "Yo soy programador de computadoras y tengo los conocimientos para hacer esto. ¿Porqué no haría?"

Él comentaba la idea a sus amigos, algunos se engancharon, la apoyaron, incluso sugirieron más ideas y características que este sistema podía tener, aportando a un mejor funcionamiento. Aunque muchos otros le decían: "Pero, no sirve de nada saber a qué hora pasa el colectivo, si igualmente voy a tener que esperar 45 minutos ahí parado como un boludo. En realidad habría que poner más colectivos en la calle"; a lo que él contestaba: "Claro, eso es tan válido como decir 'No debería haber gente pobre'... O sea, yo no puedo hacer nada para poner más colectivos en la calle ni tampoco puedo hacer nada para erradicar la pobreza, pero sí puedo colaborar a que eso vaya cambiando. Además, sabiendo la hora a la que pasa el colectivo por la parada más cercana sí va a hacer que vos esperes mucho menos de 45 minutos, porque vas a ir a tomarlo unos pocos minutos antes de que sea el horario por el que pasa por ahí y mientras tanto podés aprovechar tu tiempo para hacer otra cosa". A algunos ésto les parecía interesante, otros no se veían tan convencidos...

Él, firme con su idea, no esperó mucho tiempo más para ponerse manos a la obra y ponerse a estudiar las tecnologías que estaban dando vueltas relacionadas a mapas. Así cayó en Google Maps. Estudió durante unas cuántas semanas cómo se usaba y empezó a diseñar un boceto de lo que pensaba llevar adelante. Pasó la primera etapa de desarrollo, la que contaba con unos primeros recorridos de pocas líneas y algunas paradas de los mismos. Para la segunda etapa, el sistema ya contaba con casi todos los recorridos y la mayoría de los horarios aproximados por dónde pasaban los colectivos de La Victoria SRL, que figuraban en el sitio web de la empresa. Gracias a éstos datos, el sistema te podía indicar "en cuánto tiempo" pasaba el "próximo" colectivo por la parada de colectivo que el usuario elija:

http://humitos.files.wordpress.com/2012/08/horario-parada-colectivo1.png

Pasaban las semanas y el sistema seguía creciendo. Más eran las opiniones de sus amigos sobre qué estaría bueno hacer. Propuestas e ideas era un tema común en su círculo. Entonces, cuando el sitio web había llegado al tope de su crecimiento momentáneo: esto es, haber cargado todos los horarios y recorridos de todas las líneas de La Victoria SRL que figuraban en su sitio web y haber buscado los mismos datos para las demás empresas, aunque sin éxito, decidió empezar a correr la voz y buscar los anelados datos de los esos útiles GPS con los que cuentan los colectivos. "Pero claro, ¿cómo hago para conseguir esos datos? El servicio de colectivos es un servicio público, los GPS fueron instalados para controlar frecuencias y recorridos, entonces: esos datos nos pertenecen. Voy a ir a la Municipalidad a averiguar cómo es el tema."

Al día siguiente, fue una "escapa" (más de una hora y media de viaje + la espera en el edificio) a la Municipalidad, bastante bajoneado pensando en que su idea era grandiosa pero que a los políticos poco le importa hacer algo para mejorar el bienestar general. Así que iba con muy pocas expectativas y pensando que a la brevedad estaría nuevamente en su casa sin ninguna buena noticia. Al ingresar a la Municipalidad, lo dirigen automáticamente a la Secretaría de Transporte y lo atiende el mismísimo Secretario de Transporte de turno, el Dr. "Vaya uno a saber quién era", pero pueden Googlear (fue en Marzo de 2011). Estrecha su mano y le pide disculpas por no poder atenderlo como corresponde ya que su oficina estaba ocupada. Entablan una extensa conversación dónde el ciudadano le explica lo que había hecho y los inconvenientes que había tenido para conseguir los datos de las demás empresas. A lo que el Dr. responde: "¿Cómo? ¿No están esos datos en Internet? Las empresas están obligadas a tener esa información pública para todos los ciudadanos en su sitio web". "¡Caramba, qué jodido estamos! Ni el Secretario de Transporte conoce la situación que atraviesa la ciudad, ¿qué corno hace de Lunes a Viernes?" -pensó. El Secretario hizo unas cuántas llamadas a las diferentes empresas para averiguar porqué esos datos no estaban online y prometió entregarle un Disquete (sí, de esos de los 90') la semana siguiente. Humildemente le preguntó si no podía darle los datos en un CD o Pen Drive, porque como él era una persona "muy pudiente" ya no tenía más lectora de disquetes en su máquina.

Pasó "la semana" y éste ciudadano llama a la Municipalidad para hablar con Don Este Hombre y así confirmar que podía pasar a retirar esos datos. Claro está, no iba a hacer nuevamente "una escapadita" a la Municipalidad sabiendo por los inconvenientes que debería atravesar. Lamentablemente, no consiguió nada con su llamado más que informarse que los datos no estaban disponibles y que debería aguardar "una semanita" más. Se preguntaba: "¿Cuál es la diferencia entre una semana y una semanita? ¿Será de 4 días? Qué tiempos raros que maneja ésta gente"

Nuevamente, lo mismo. Pasó "la semanita" y también la semana, "el mesesito" y el mes completo. El añito y el año y medio. Durante ese tiempo, visitó en varias oportunidades la Municipalidad, habló con diferentes personajes ficticios que trabajan ahí adentro. La última vez que la visitó, creyó ver a Batman y a Mujer Maravilla combatiendo el crimen y organizando el tránsito respectivamente. Creyó estar empezando a volverse loco y es por este mismo motivo que dejó de insistir. Los datos... Todavía los está esperando...

Año y medio más tarde, ya cuando pensaba que todo estaba perdido, a tal punto de ni siquiera acordarse de que alguna vez hizo un sitio web de éstas características, lee una nota en elonce.com en la que explican que van a hacer un sistema web para poder consultar cuáles son las paradas de colectivos de todas las líneas, como así también su recorrido y sus horarios. Dicho sistema tomaría "un tiempo" y "una moneda" ya que el sistema que quieren implementar lo comprarían...

Tanto el personal del área de Informática de la Municipalidad, como la gente que está manejando la Página web, están trabajando en conjunto con las empresas de colectivo, las cuales a su vez tienen una firma de Rosario que los provee del software. En la actualidad se están analizando las compatibilidades y si bien no sabemos cuánto tiempo nos llevará solucionar esta cuestión técnica, ya está la decisión de llevarlo a la práctica

La frustración e indignación de éste ciudadano fue más de lo que él estaba acostumbrado a soportar. Hacía más de un año había ofrecido un sistema similar, desarrollado en un mes, con tecnologías libres, liberado bajo la licencia GPL y que además ofrecía gratuitamente al Municipio de la ciudad, quien sin ningún motivo, estuvo completamente desinteresado en su propuesta de mejorar la información sobre el transporte. Así es que éste joven, ahora un año y medio más viejo, expresó sus sentimientos en los comentarios de la nota publicada por elonce.com

¡Esto es todo un negociado! Hace más de un año que yo implementé este sistema de forma gratuita y lo llevé a la Municipalidad para mostrarlo y pedir que me den acceso a los datos de los GPS que los colectivos ya disponían en esa época. ¿Qué me dijeron? "Sí, sí.. ¿cómo no?" A la semana fui de nuevo a la municipalidad y se "hicieron los tontos", me dijeron que esa información no me la podían dar porque no todos los colectivos tenían GPS (o un chamullo similar -no me acuerdo bien). La cuestión es que insistí con ésto y nunca me quisieron dar acceso a esos datos.

Cabe destacar que "el sistema complejo" del que ellos hablan yo lo hice en un mes. Sí, le falta trabajo aún, pero no valía la pena seguir sin esos datos. Pueden leer toda la historia acá: (link, link) Entonces, ¿cómo es la cosa? ¿realmente quieren mejorar el sistema de transporte público que tenemos?

Una cosa que me olvidaba: "el sistema que yo hice está funcionando y disponible en internet" ¿cuánto tiempo dijeron ellos que le iba a llevar? Éste es el link

Al día siguiente de que salga esa nota y éste ciudadano exprese su malestar, un medio local le envía un email ver la posibilidad de coordinar una entrevista y hacer una nota sobre lo ocurrido, mostrando otra cara de la situación. Él acepta ésta invitación y días después se realiza y se publica la nota en el sitio web de APF Digital

EL AÑO PASADO YA HABIAN PROPUESTO UN SISTEMA GRATIS PARA SABER EL RECORRIDO DE LOS COLECTIVOS EN PARANA, PERO FUE RECHAZADO PARANÁ, 26 AGO (APF.Digital) Fecha Actual: 28/08/2012 13:57:16

El año pasado, Manuel Kaufmann, un programador paranaense, había puesto a disposición de la empresas de transporte y de la Municipalidad un sistema para conocer el recorrido de los colectivos similar al que anunciaron las autoridades, pero fue rechazado • “Me parece una tomada de pelo terrible porque hablan de un proyecto gigante, que llevará un montón de tiempo y que se gastará un montón de plata, pero básicamente creo es un negociado y que se nos ríen en la cara por desconocimiento”, dijo a APF

“Cuando vi la noticia, me pareció una tomada de pelo terrible porque hablan de un proyecto gigante, que llevará un montón de tiempo y que se gastará un montón de plata, pero básicamente creo que es un negociado y que se nos ríen en la cara por desconocimiento. Pertenezco al mundo de la informática y me molesta que a la gente le mientan diciendo que es algo que va a cambiar el mundo, cuando es algo que yo hice en un mes”, lamentó Kaufmann.

Según agregó, su preocupación por el control del sistema de transporte surgió el año pasado cuando iba a la facultad, trabajaba y el colectivo era su medio de movilidad: “Perder media hora o cuarenta minutos en la parada era algo bastante malo, porque estaba con los tiempos justos”, recordó.

“Fue así que encontré un sitio web de la empresa La Victoria que tenía una tabla estática que indicaba por dónde pasaban los colectivos. Funcionaba bastante bien y el tiempo me rendía”, comentó.

En este sentido, acotó que se le ocurrió mejorar el sistema aprovechando los GPS que tienen los coches y optimizando el control de los recorridos. Sin embargo, presentó el proyecto en las empresas de transporte de Paraná, pero lo rechazaron. Luego, fue a la Municipalidad de Paraná a solicitar los datos de control satelital: “Esos datos son nuestros y tenemos derecho a recibirlos”, aseveró.

Luego de algunas gestiones en Transporte de la Comuna, Kaufmann se encontró con que no podía conseguir los datos que necesitaba. “Es un sistema muy sencillo, porque los GPS tienen un chip parecido al de los celulares, que mandan una coordenada informando dónde está el aparato y que impacta en el sitio web y muestra dónde está el colectivo”, detalló.

Al mismo tiempo, Kaufmann destacó que ofreció el sistema a la Municipalidad sin ningún tipo de interés: “Soy partidario del software libre y de la cultura libre, porque me interesa compartir y que se mejoren las cosas que están actualmente. Incluso el código está disponible para quien quiera mejorarlo. Funciona y no se le cobra nada a nadie”, culminó en diálogo con esta Agencia.

La iniciativa nunca prosperó, pero de todos modos puso a disposición el sitio, que funciona en la dirección www.busstopped.appspot.com. Es un mapa con las paradas de colectivo que consiguió el desarrollador y que indica cuánto falta para que pase un colectivo específico. (APF.Digital)

"Todo lo que tenemos hoy en día, lo tenemos gracias a las revoluciones sociales, a la gente expresándose... Ningún político que fue electo mediante el voto hizo algo que la gente quería".

No sé cómo hay que hacer las cosas, pero sé que hay que hacerlas de alguna forma. Sobre todo, sé que hay que hacerlas. Sé que la única forma de obtener algo es poniendo fuerzas y energías en eso. Nadie hace nada por nosotros, y los que dicen que lo hacen, generalmente hacen cosas que nosotros no queremos. Es muy poco lo que exigimos en comparación a lo que se maneja arriba, pero así y todo no somos escuchados. Por otro lado, pensando que vamos a fracasar antes de empezar no es una buena idea, aunque es 100% correcto: "¡Ya fracasaste!"


¿Quién dijo que GNU/Linux es difícil?

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Yo. Yo lo he dicho. He dicho que no es fácil usarlo, que la migración de Windows a GNU/Linux no es para cualquiera, que ésto, que lo otro. He dicho tantas cosas... y hoy me di cuenta que estaba muy equivocado.

Hace unos meses que estoy preparando un curso de Software Libre para el Profesorado de Inglés. Un curso que se dictará los Sábados si no me equivoco, para mostrar otra cara de la moneda que todos conocemos y descubrir juntos qué es esto del Software Libre e investigar porqué nos conviene usarlo, ¿qué quiere decir que sea Libre?... y esas cosas que nos preguntamos todos. En estos meses he pensado varias formas de encarar el curso. Comerme la del profesor, mandarme la parte, hacer chistes, etc. Me pregunté: ¿qué clase de curso quiero dar? Hace poco apareció la respuesta: "Libre", y en eso estuve trabajando. En buscar un curso que pueda mostrar cómo hacer las mismas cosas que venimos haciendo con Windows pero utilizando Software Libre. Con una gran introducción previa a "¿porqué Software Libre?"

Sobre éste curso hablé con muchos amigos. A algunos le pareció indiferente mi propuesta pero otros me apoyaron y me tiraron varias ideas. Otros también, simplemente me dijeron que querían ir, que estaba buena la idea de mostrar otro mundo. Pero particularmente una amiga de la facultad, Melina, después de unas horas de charla hace unas semanas se copó con todo ésto y me dijo que hasta casi se sentía mal usando Windows después de todo lo que habíamos hablado y me dijo: "¿Se puede instalar Linux en mi máquina?"... ¡Clin, caja! -se escuchó.

Así que, me puse manos a la obra. Primero busqué una distribución de GNU/Linux amigable y con la que yo la pueda ayudar. Entonces, como vengo usando Fedora 17 por cuestiones laborales y además, me parece super amigable, me decidí por esa. Le dije que traiga si notebook a casa y le fui explicando todos y cada uno de los pasos de la instalación. Desde cómo se particiona el disco rígido hasta qué es un servidor de hora NTP. Estuvo muy divertido. Al final del día, ya casi teníamos una instalación de Fedora 17 con todas los programas necesarios para hacer sus actividades cotidianas instalados y no sólo eso, sino que ella ya sabía cómo hacer todas y cada una de las cosas que yo había hecho en su PC ya que quería que le explique todo lo que hacía yo (ésto fue complicado para mi porque tenía que usar la Interfaz Gráfica y no estoy acostumbrado -de hecho, había cosas que ni sabía cómo se hacían-)

Al ritmo de "acá tenés un técnico las 24hs (para cuestiones de Software Libre, claro está)" la despedí y se fue a su casa...

En estas semanas que han pasado, me hizo algunas preguntas, y... ¡re copadas!. De esas que te hacen investigar y no del estilo: "Che, ¿dónde está la negrita en el LibreOffice?". Así que, con cada pregunta que me hacía más me emocionaba. Notaba un avance increíble en su desempeño con nuestro querido GNU/Linux y era asombroso, al menos para mí. Y lo loco, es que sigue creciendo: hoy ya la tengo instalando cosas con "yum" desde la consola, traduciendo un libro en reStructuredText usando "git" en "github.com" y... Wow! Eso ya es re zarpado, ¿qué más querés? . Hoy, también, rippeamos un CD de Audio con Sound Juicer y tuvimos un error que reportó al desarrollador exitosamente. Nah, ¡un crack la guacha!

Estoy realmente emocionado y con muchas ganas de dar ese curso de Software Libre de una vez por todas.

Ojo! También hubo cosas que no estuvieron tan buenas. No todo es color de rosas. La ayudé a instalar las fuentes IPA y usarlas mediante "ibus" (que es bastante complicado) y me dijo: "Perdón Manu, pero ésto no me sirve. No anda bien". Y sí, tiene razón. A eso todavía le falta bastante trabajo de parte de la gente de ibus o de Fedora, no sé. Ese programa no está funcionando muy bien y es una lástima.

Así, existosamente, tenemos un nuevo usuario en nuestra comunidad. Un usuario entusiasmado, con ganas de aprender y ya aprendiendo, que seguramente dentro de poco va a tener ganas de enseñar también ;) . Nuevamente digo que estoy muy contento con ésto. He aprendido un montón de cosas en éstas semanas sobre Fedora y sobre cómo relacionarme en cuestiones informáticas con una persona que no es del palo, pero que sí usa la computadora todos los días y que le resulta una herramienta importante en su vida cotidiana. Entonces, vos... ¿qué esperás para preguntar si se puede instalar GNU/Linux en tu PCy conocer la libertad?


Vida = Arte

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

¿Qué pasa si te digo que el arte y la vida o la vida y el arte puede llegar a ser lo mismo? ¿Qué pasa, de hecho, si son exactamente la misma cosa? Pero antes que nada, ¿qué es el arte? ¿cómo puede ser que lo esté comparado con la vida misma? y por otro lado: ¿qué es la vida?

Hace un tiempo que vengo pensando y charlando conmigo mismo sobre dónde estoy parado y de porqué estoy en el lugar en que estoy. ¿Qué hice para estar acá? ¿Hice algo? Me he estado sintiendo explosivamente bien, a tal punto que pareciera que voy a reventar. Lo quiero compartir. Lo digo. No muchos me creen, otros reaccionan raro cuando contesto "Muy bien" a la simple pregunta: "¿Cómo andás?". Es como que recibo cosas como "¿Porqué andás tan bien?"

Como todo, siempre, no hay un click. O sí lo hay, pero no siempre. Muchas cosas no se gestan, muchas otras, como en este caso, si. O no, o qué se yo. La cuestión es que hace mucho tiempo que siento que cada día me siento mejor, y tengo miedo. También pienso que me estoy volviendo loco, no "loco", pero loco de alguna manera. La sensación que tengo es que "en un mundo de infelices ser feliz es casi igual a estar loco, y estar loco está re bueno". Pero entonces, ¿estoy loco? Y si estoy loco, ¿cuál es la locura que tengo? ¿Puede un "loco" de esos a los que "la gente" llama "locos" y los encierra hacer lo que yo hago? ¿O esos a los que llaman "locos" están realmente "locos"?

Cuestión... Me siento bien. Entonces, me puse a pensar en "¿porqué me siento bien?" y encontré muchas cosas por ahí. Traté de no detenerme en ninguna en particular para poder seguir ojeando las que venían apareciendo. Seguí explorando y mirando al rededor de mi como para ir acumulando información y luego ponerme a desarrollar e investigar de qué se trataba cada una de esas. Pasé por la música, por la universidad, por el circo, por el trabajo, particularmente por el proyecto OLPC, por el software libre, por la libertad, por la fotografía, por la colaboración, por compartir, por aprender y enseñar, los malabares... Wa! Había mucho por ahí dando vueltas dentro mío.

Por un momento, me di cuenta que mucho de lo que estaba haciendo estaba relacionado y que era capaz de mezclar muchas disciplinas en cada una de las tareas y que todo tenía que ver con todo. Que entrenar malabares me despejaba la mente y me hacía pensar en nada. Que llegar a casa, bañarme y ponerme a sacar algunas fotos después se combinaba con algunos programas que hacía especialmente para editar y manipular esas fotos. Era como un engranaje perfecto. Todo encastraba. ¡Hasta los tiempos!

En nada sentía que me iba como "Wa! este tipo es un crack", pero sentía que todo lo que hacía me llenaba plenamente, que era divertido y que me permitía hacer las otras cosas que venían después. Por ejemplo, entrenar hacía que me den ganas de trabajar, porque descansaba el físico estando sentado y le pasaba la carga a la cabeza y además no me duele tanto la espalda como hace un tiempo atrás. Aunque no me sentía un crack, me sentía bien con lo que venía haciendo. Era, en términos "genteales", aceptable ;)

Esta vuelta en la música, en particular en esta vuelta que volví a agarrar la música, me encontré visitando otros lugares. Tocando mi ser. Tocando sin restricciones. Expresándome libremente. Así, eso, me hizo pensar muchas cosas. Recordar una frase similar a: "cuando hacés música del momento es como mostrarse desnudo y desnudarse no es fácil, pero cuando lo lográs es hermoso". Y con el tiempo me di cuenta que así me sentía: desnudo. Creo haber descubierto una sensación nueva, haber transitado lugares que nunca había transitado, lugares a los que sólo llegaba tocando la guitarra o percusión estando completamente conectado con eso.

Días más tarde, me puse a pensar en todo esto relacionado con la música, en lo relacionado con la fotografía, con las pinturas que hecho y en que nada de todo eso era realmente bueno, o malo, o si al menos era algo. Pero por el otro lado pensaba en que lo bueno era poder caminar esos senderos, los de la expresión plena. Así empecé a preguntarme y a pensar que eso es el arte, que expresarse plenamente de algún modo, ya sea en la música, en la escultura, en la pintura, en lo que sea es arte. Y así, así, me fui volando por algún lugar dentro y fuera de mi. Yendo y viniendo. Traté de detenerme por algunos segundos más fuera de mi y me miré por unos instantes...

... ahí me di cuenta que la felicidad que sentía pasaba por ahí, por mi libertad de expresión que había logrado en mi vida personal. Que podía sentirme libre, que podía expresarme libremente y que, de hecho, lo hacía. Sin ningún prejuicio, sin ningún problema. Tomando decisiones sin estar condicionado a lo exterior. Sin estar condicionado a lo que dirán los demás, a cómo quedaré, a si eso está bien o mal, a qué es lo que debería hacer a nada, nada de nada. Sólo a mi esencia natural, a mí.