Novedades: actualmente estoy impulsando el proyecto Argentina en Python, desde aquí (ver mapa)

¡No he muerto!

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

image0

Lentamente desperté. Perdido en un lugar conocido, ido. Casi aturdido. Como si gran parte de mi interior hubiese sido sustituido. Un poco asustado, recorro mi alrededor de forma precisa con la mirada. Ahogado de luz, parecía que había estado durmiendo décadas. Empecé a pensar si había tenido un accidente, quizás con pérdida de memoria ya que cada segundo que pasaba iba re-descubriendo las cosas que me rodeaban. Todo era conocido, pero por alguna razón había quedado en el olvido.

Ya casi cuando estaba recobrando la conciencia y me empezaba a sentir menos aturdido, me doy cuenta que deambulando por ahí estaba mi jefe -una persona de más común, aunque un tanto especial en algunas ocasiones- calentando agua para el mate y con esperanzas de hacer una foto. Una buena foto. Una de esas fotos que ya tenés en la cabeza y lo único que hay que hacer es acomodar las cosas y presionar el botón. Ya está todo pensado, perfectamente ubicado y balanceado.

Mientras él sale hacia el patio, yo espero adentro, mirando el agua que él había puesto con una sensación como si se me estuviera haciendo agua la boca mezclado con una especie de escalofríos. Temor. "¿Hará cuánto que no pruebo un mate?" - me pregunté- y pensaba en lo hermoso que era esa época... Aunque la noción del tiempo era totalmente un abismo. La nada misma. De momentos no recordaba dónde me encontraba, no sabía qué día era, qué hora ni hace cuánto estaba "¿muerto?".

¿Quién sabe? Debía hacer fuerzas para empezar a recordar algo al menos. Debía buscar alguna información a mi alrededor, pero me costaba mucho moverme. Empecé a pensar que realmente hacía un buen tiempo que estaba "muerto" porque me dolía todo el cuerpo y era de más complicado moverme; a tal punto que ni siquiera pude hacerlo. Comencé lentamente con la cabeza, como para ir acostumbrándome. Al girar la mirada, me encuentro con una caja. Algo extraña: azul, de aproximadamente mi tamaño y con unos escritos en otro idioma.  Quizás un poco más pequeña, pero no puedo asegurarlo ya que las dimensiones tampoco eran fácil de manejar.

Intento agudizar la vista para poder leer lo que decía. Logro enfocar e identifico el idioma Portugués por un acento característico de este: "ç". Sin embargo, no logro descifrar ninguna de las palabras escritas y encima, recuerdo únicamente la primera: "ampola". Mientras intentaba seguir leyendo lo demás, aparece mi jefe, se ceba un mate desde la pava y cuando le intento empezar a hablar, forzando las cuerdas vocales, lo toma rápido, media vuelta y se va de nuevo al patio. Pero esta vez con la cámara de fotos que agarra de camino a la salida. Estaba con esa foto. Dibujando. Plasmando su imaginación en un visor.

Yo sigo con mi misión: re-descubrir dónde estaba y qué me había pasado. Vuelvo la vista a la caja azul. Enfoco, intento leer, casi que logro delirar algunas palabras más e identifico algo así como "reposisão" o similar. Empiezo a pensar que estaba arreglando algo en el patio, que no era simplemente la foto, sino que había algo más, que intentaba que yo no lo vea, que no me entere. Como si estuviera tramando algo. Sospecho, pero tampoco podía hacer mucho ya que me era casi imposible moverme.

Como si fuera poca mi preocupación sobre mi identidad y desorientación, escucho que el agua comienza a hablar, avisando que estaba a punto caramelo para los mates que ya había empezado a cebarse mi jefe. No puedo hacer nada, no quería que se le hierva el agua, pero tampoco tenía forma de avisarle ya que él estaba en el patio y yo en la cocina. Mis cuerdas vocales no estaban ni cerca de poder llegar a tal volumen como para que me escuchara. Pensaba: "Qué feo que es tomar el primer mate y que pase bien (debido a que la yerba estaba casi fría de la primera cebada) y después mandarse el segundo confiado y quemarse hasta el tuje"; "¿Qué hago?"

Sin darme cuenta, mi jefe vuelve del patio, saca la pava del fuego y me agarra. Lo miro. Nos miramos. Me dice: "Gracias por volver". Me da un abrazo y me vuelca un litro de agua a punto caramelo + 1por la boca y esta cae como una piedra hasta el fondo de mí y se revuelve. Antes de que me de cuenta que me estaba quemando vivo, empiezo a sentir una sensación hermosa, como nunca antes había sentido. Me doy cuenta que me empiezo a llenar de esa sensación, que quiero más y más. Justo cuando estoy completo se corta esa hermosa cascada de agua que caía hacia mí. Recobro rápidamente los sentidos, lo miro fijo a mi jefe, le doy mi primer abrazo de vida y le digo: "¡Gracias! ¡No he muerto!"

Dedicado al Señor Misterioso que lleva una Melódica en sus manos...


Pileta en la puerta de tu casa

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

Una captura 100% completa, con todos sus comentarios y demás: no tiene desperdicio.

image0


Compile Sugar on Debian Testing (wheezy)

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

I've been trying to compile Sugar on Debian Testing since a week ago. I chat with some guys on #sugar (irc.freenode.net) looking for help and solving some bugs related with dependencies: #3364, #3365, #3370 and #3372.

After these two weeks, we found the solution to those issues and we discover another ones. I was helped by silbe to compile Sugar on Debian Testing. He helped me a lot fixing some missing dependencies that I found and guiding me to the solution; telling me about what .log file to take a look for example.

I think that Sugar has a blocking bar to start coding. I'm a developer, I don't know too much about jhbuild and I think that I shouldn't fight against it. Sometimes this blocking bar is sufficient to lost a good developer that tries to collaborate but he can't cross that bar, so maybe he goes for another project.

O.K., let's go to the really steps to compile Sugar on a Debian Testing installation:

  1. Download the sugar-jhbuild source code
git clone git://git.sugarlabs.org/sugar-jhbuild/mainline.git sugar-jhbuild

2.  Update the sugar code

cd sugar-jhbuild

./sugar-jhbuild update
  1. Now, you need to check what dependencies are missing in your system
./sugar-jhbuild depscheck
  1. Install all Debian packages listed bydepscheck command
sudo apt-get install <all-packages-listed-by-depscheck>

NOTE:You need to apply a patch on the libgconf2-4 package. So, we have to download the libgconf source package and apply that patch.

  1. Download the source
mkdir /tmp/src-libgconf2-4

cd /tmp/src-libgconf2-4

apt-get source libgconf2-4
  1. Install building dependencies
sudo apt-get build-dep libgconf2-4
  1. Download and apply the patch
cd gconf-3.2.3

wget -c http://bugzilla-attachments.gnome.org/attachment.cgi?id=201398 -O gconf.patch

git apply gconf.patch --verbose
  1. Create the .deb packages
dpkg-buildpackage -rfakeroot -b

cd ..
  1. Install .deb packages
sudo dpkg -i *.deb

9. Build Sugar

cd <your-sugar-jhbuild-directory>

./sugar-jhbuild build
  1. Runsugar-emulator
./sugar-jhbuild run sugar-emulator

That's all! Two weeks of work summarized in one single post with 10 simple steps!!!

Yes! Now I can collaborate with this project. It's really interesting; I was working some years ago on the OLPC project, and it was cool. This time I found that the GUI and the activities grew a lot! I'm happy with that.

Here are the references that I used to compile sugar:


If you want...

Nota

Este post no es el original, sino una migración de Wordpress a Nikola. Si no se visualiza correctamente, podés ir al original (en Wordpress) haciendo click aquí

you can; but maybe you can and you don't want...

No hay nada que quieras hacer y no puedas; no hay nada que te impida hacer lo que quieras. No hay responsabilidades en los deseos, no hay trabas. Sin embargo, no es fácil hacer lo que uno desea hacer sin que importe nada más que eso. Sea cual sea nuestra situación en la vida que llevamos, seamos madres, seamos hijos, seamos gerente de X y tengamos las responsabilidades que tengamos, siempre podemos hacer lo que queremos.

Partiendo de esa premisa que, de hecho, me parece algo básico, la mayoría de las veces no son fácil hacerlas. Para casi cualquier cosa que queremos hacer tenemos que tomar decisiones, desde la más básica a la más compleja. Pero sin embargo, siempre se puede. Lo que nos debemos preguntar es si estamos dispuestos a invertir el tiempo que ese deseo demanda antes de cumplirse; aunque también nos debemos preguntar qué tanto queremos eso antes de empezar la aventura y quizás balancear eso para tomar la decisión de emprender ese camino.

"Siempre quise hacer..." es una frase que comúnmente escucho; pero: ¿cuánto tiempo has dedicado de tu vida a algo que siempre quisiste hacer?. Es algo complejo. Muchas veces optamos por hacer, dentro de las cosas que queremos, las que nos son de fácil acceso y están al alcance de la mano; ponderado por la escala de valores que cada uno tiene. Pero sin embargo, si desde ahora empezamos a dedicarle el tiempo a algo que queremos hacer es mucho más probable que, aunque no esté al alcance de la mano, se concrete dentro de mucho menos tiempo del que suponíamos.

También creo que esto está relacionado con el artículo que traduje hace un tiempo atrás. Porque inevitablemente estamos siguiendo el camino que nos hace cada vez más felices, aunque todavía no hayamos llegado al destino.

¿Cuántas veces ha pasado que ves gente que tiene algo (material o no) que siempre quisiste tener y pensás cuánto más vos lo aprovecharías? Ese es un claro ejemplo de que muchas veces podemos hacer algo que otros desean mucho pero no es realmente lo que queremos hacer.

Como dije antes, no es fácil hacer lo que uno quiere, no es fácil tener lo que uno quiere, no es fácil estudiar lo que uno quiere ni aprender lo que uno quiere. Sin ir más lejos, muchas veces me ha pasado que he querido aprender diferentes cosas y me he puesto a estudiarlas. Tiempo después, cuando no veía casi ningún avance, cuando me encontraba totalmente perdido en el tema; me ponía a pensar si realmente le quería dedicar más tiempo del que le estaba dedicado o prefería invertir ese tiempo en hacer / estudiar otra cosa. Aunque también es muy fácil darse por vencido unos días después de mirar algo por cuarta vez y que no salga nada de lo que pensábamos que iba a salir. Tampoco ese es el caso: abandonar a la primera. Y vuelvo a lo mismo, se puede hacer lo que uno quiere siempre y cuando estemos dispuesto a invertir el tiempo que eso requiere.

¿Quién dijo que divertirse es cuestión de niños? ¿Quién dijo que alguien no quiere divertirse?